Breaking News
Loading...
miércoles, 4 de marzo de 2015

Hacienda investiga los nexos de Podemos con el régimen de Maduro

  • Políticos venezolanos enviaron una carta a Montoro para denunciar la financiación
  • Aportan información de la inyección de 14 millones desde Caracas al partido de Iglesias

Carmen Morodo.  Madrid.



En los últimos días se multiplican las informaciones que siguen alimentando las sospechas sobre los vínculos entre Podemos y el régimen chavista de Nicolás Maduro. Este fin de semana LA RAZÓN adelantó las denuncias de grupos de la oposición y su intención de trasladarlas al Congreso de los Diputados. Y la pasada semana fue el partido político opositor venezolano Primero Justicia quien también presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República por la supuesta financiación ilegal de Podemos por parte del Gobierno de Venezuela. En esa denuncia se hablaba de una inyección de 14 millones de euros. La última novedad en el puzzle es la carta de una asociación de venezolanos que ha llegado directamente a las manos del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, y en la que se señalan también los supuestos trasvases financieros que hay entre el Gobierno chavista y la financiación del partido que lidera el eurodiputado Pablo Iglesias.

Montoro desveló ayer en el programa «Espejo Público», de Antena 3, la existencia de esa misiva-denuncia. Al tiempo que defendió que la obligación de la Agencia Tributaria es investigar y comprobar de oficio las acusaciones, como hace ante cualquier otro caso de características similares. Aunque el ministro no entró en detalles, sí precisó que en esa carta «se aporta una información» por parte de los «propios venezolanos». De la investigación en marcha se verá «en qué resulta», puntualizó. «Efectivamente, hay asociaciones políticas que están haciendo esas advertencias y trasladando esa información, que hay que verificar», explicó Montoro.

En la entrevista en Antena 3, el titular de Hacienda también fue preguntado por la situación fiscal del número tres de Podemos, Juan Carlos Monedero, después de que haya tenido que presentar una declaración complementaria, una «regularización», por no haber cumplido con sus obligaciones fiscales. Montoro dijo que ignora si ahora sí está haciendo un «buen cumplimiento» de sus obligaciones tributarias, pero que si es así «estará mejor con su propia conciencia». El ministro se defendió de los ataques de Monedero con la advertencia de que él en ningún momento se ha referido a nadie por su nombre cuando en público apela a la obligación de que todo el mundo pague sus impuestos, y no da nombres «en cumplimiento de la Ley General Tributaria», alegó.

«Él [por Monedero] se dio por aludido cuando hablé de la mala utilización de sociedades profesionales, que sirven para que personas que no tienen gastos reales acaben deduciéndose en el pago de sus impuestos gastos ficticios», explicó. Fue Monedero, recordó, quien «dio una explicación y a los pocos días la cambió e hizo una regularización». «Ésa es la historia y, a partir de ahí, si está cumpliendo bien con sus impuestos, cosa que yo ignoro en este momento, estará mejor con su propia conciencia», indicó. En el PP, el portavoz en el Grupo Popular, Rafael Hernando, defendió la investigación anunciada por Montoro y que se tomen las medidas «oportunas» para que la Ley se cumpla. Hernando recordó que el número tres de Podemos ya fue investigado por Hacienda y que esto le obligó a regularizar su situación y a pagar los impuestos que le correspondían, «cosa que antes no hacía».

CEPS, el núcleo

Hasta dos denuncias de Primero Justicia y del partido de los Dirigentes del Comité de Organización Política Electoral Independiente (Copei) señalan a Podemos como el final perceptor de cerca de 14 millones de euros a través de la Fundación Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), considerada como el embrión del partido. Desde Podemos se niega esa presunta financiación ilegal, esgrimiendo que la presencia de miembros de su partido en órganos de dirección de la CEPS no significa que ese dinero recibido haya finalmente acabado en las arcas del partido.

El trampolín de Bruselas

Los cinco eurodiputados que Podemos obtuvo en las elecciones europeas van abandonando progresivamente sus escaños. El primero en hacerlo fue Carlos Jiménez Villarejo; ahora lo harán Teresa Rodríguez y Pablo Echenique, para asumir sus candidaturas territoriales, y se prevé que el propio Iglesias renuncie si se presenta en clave nacional. Por tanto, de los candidatos elegidos en las urnas sólo se mantiene Lola Rodríguez. Miguel Urban y Estefanía Torres tomarán posesión de sus escaños en los próximos días.

http://www.larazon.es/espana/hacienda-investiga-los-nexos-de-podemos-con-el-regimen-de-maduro-YA9046302#.Ttt19WxTRiBnEr2


0 comentarios:

Publicar un comentario