Breaking News
Loading...
viernes, 20 de febrero de 2015

J.CHICOTE / MADRID
El semanario recela del apoyo económico que Rusia puede dar al «populismo» europeo
Pablo Iglesias frente al embajador boliviano en Nueva York EFE
El prestigioso semanario británico «The Economist» ha dedicado un artículo a los lazos entre la Rusia de Vladimir Putin y partidos populistas de derecha e izquierda europeos, entre ellos Podemos. La publicación se muestra preocupada por la «opaca» financiación que el Kremlin puede estar brindando a estos partidos para alimentar un frente prorruso en el Parlamento Europeo.
El artículo lleva por título «En el bolsillo del Kremlin. Quién apoya a Putin y por qué». El texto destaca que los buenos resultado de «los partidos populistas de derecha e izquierda, muchos prorrusos» en las elecciones europeas, «ha aumentado los temores de un bloque prorruso en Estrasburgo». «The Economist» cita expresamente a los populistas españoles en el número de esta semana, en cuya portada aparece Putin manejando los hilos de una marioneta: «Otra formación del ala izquierdista prorrusa es Podemos en España. Su líder ha acusado a Occidente de doble rasero al tratar con Rusia», refiriéndose a unas declaraciones de Pablo Iglesias el pasado septiembre, en las que decía que los líderes europeos, «al dictado de la OTAN», no tratan por igual a Rusia e Israel.
El semanario británico muestra especial preocupación por la posibilidad de que el Kremlin esté financiando a las formaciones populistas europeas de forma opaca. Primero cita el caso del Frente Nacional francés, que «admira abiertamente Putin». «Su líder, Marine Le Pen, ha realizado varios viajes a Moscú. Recientemente aceptó un préstamo de 9,4 millones de euros del primer banco checo-ruso, un prestamista con vínculos indirectos con el Kremlin».
Al margen de ultraderechista Frente Nacional, la publicación británica dice que «hay pocas evidencias de que los partidos populistas de Europa, hayan aceptado el dinero, aunque con Rusia es difícil estar seguro, dada sus opacas finanzas». «The Economist» cita a un «experto en partidos minoritarios», Anton Shekhotsov, quien sostiene que el Kremlin, «en el pasado, al menos», prefiere «proporcionar cuotas a los políticos de forma individual antes que dar apoyo financiero a sus partidos». De esta forma se evitaría que en las cuentas de los citados partidos aparezcan ingresos sospechosos de provenir del una potencia extranjera.
Dice la publicación con sede en Londres que también «ha habido rumores, menos fundamentados, de apoyo económico ruso para los partidos británicos e italianos, entre ellos el Partido Independiente del Reino Unido (UKIP)», cuyo líder, Nigel Farage, ha calificado a Vladimir Putin como «el líder mundial que más admira, al menos como operador político».
En el bloque europeo prorruso, el artículo cita a Podemos a la par que Syriza, «el partido de izquierda radical ahora gobernante en Grecia, que se inclina hacia Rusia». Syriza se ha mostrado «frío» y se ha opuesto a «ampliar» las sanciones a Rusia, destaca «The Economist».

0 comentarios:

Publicar un comentario