Breaking News
Loading...
lunes, 9 de marzo de 2015

Gordillo versus Podemos



TERESA LÓPEZ PAVÓN

 DÍA de su renuncia al escaño del Parlamento se le vio demacrado como consecuencia de una jodida depresión que lo tuvo durante unos meses fuera de la primera línea política. Pero, con ocasión del Día de Andalucía, Juan Manuel Sánchez Gordillo ha reaparecido visiblemente recuperado en el acto de entrega de los premios García Caparrós -que organiza la Fundación Memoria y Cultura-, con ganas de recuperar el protagonismo arrebatado durante su retiro forzoso.

Y lo ha hecho con un discurso dirigido contra la «derecha ultraliberal» y contra el PSOE «que siempre traiciona», pero también -y quizá para muchos sea una sorpresa- arremetiendo contra el discurso «centralista» de Podemos, el partido en el que, precisamente, ha recalado buena parte de los dirigentes de la CUT, la formación política que ¿lidera? el alcalde de Marinaleda -ahora no se sabe quién manda- y el SAT, su sindicato hermano.

La irrupción de Podemos ha dejado maltrechas las perspectivas electorales de Izquierda Unida y, de camino, ha partido por la mitad a la organización heredera del Sindicato de Obreros del Campo y de aquella revolución agraria fallida de la que hoy Marinaleda es poco más que una imagen desdibujada.

Entre los que han abrazado la fe de Podemos se encuentra Diego Cañamero -convertido en escudero y asesor de Teresa Rodríguez, muy a pesar del propio Pablo Iglesias-, con quien Gordillo ha roto política y personalmente.

Es poco probable, de esta forma, que la foto del histórico tándem Gordillo-Cañamero ocupando fincas y asaltando mercadonas vuelva a abrir telediarios en el aciago mes de agosto. Ellos simulaban que hacían la revolución y los opinadores de guardia hacían como que se escandalizaban. Y todos llenábamos el vacío informativo a partir de aquellas serpientes de verano con banderas andaluzas circulando por las carreteras comarcales con parada y fonda en la piscina de algún aristócrata que se resignaba a ser personaje secundario de la farsa.

Hay quien se pregunta ahora cuál será la fuerza real de Cañamero si no cuenta con los autobuses de jornaleros fletados con fondos del Ayuntamiento de Marinaleda. En Podemos, algunos buscan la primavera política y otros, simplemente, un acomodo institucional en tiempos especialmente revueltos.

tlpavon@elmundo.es / tw: @tlpavon

http://www.elmundo.es/andalucia/2015/03/08/54fc1e80e2704e56108b456c.html

0 comentarios:

Publicar un comentario